Beneficios del juego en las niñas y niños

publicado en: Artículos | 0

Investigadores citados por la revista Time confirman que jugar al aire libre hace a los infantes más productivos en la escuela. Pero ésta no es la única ventaja que ofrecen las actividades lúdicas a los pequeños. La psicóloga infantil Marilex Pérez recuerda por qué es importante dejar que los niños se diviertan.

2011_9_14_PHOTO-163b340ff466a8c33c40a148cc2ee711-1316026937-80

“Los niños se comunican y expresan a través del juego”, es lo primero que comenta la especialista Marilex Pérez, psicóloga clínica con diplomado en psicoterapia de niños y adolescentes y profesora de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas. Para Pérez, la actividad lúdica es fundamental en la vida de los infantes porque es el mecanismo mediante el cual comienzan a establecer contacto con el mundo.

“Desde que nace, el niño encuentra en la llamada estimulación temprana la manera de irse diferenciando del mundo, conociendo su lugar en él, adquiriendo su propia personalidad, entendiendo de roles y socializando. Además, el juego es la herramienta natural con la que expresa sus sentimientos de rabia, miedo, alegría o tristeza”.

Para la especialista, éstas son algunos de los beneficios que aporta el juego en los pequeños:

ninos-jugandoFORTALECE LA AUTOESTIMA

“A través del juego, el niño comienza a hacer amigos y socializar. Cuando el niño comienza a jugar a ser enfermero, médico, doctor, papá o policía, va entendiendo de roles y aprendiendo a relacionarse con otros, lo cual va armando su experiencia de lo que hará como adulto. El juego también permite propiciar el encuentro con otros. El juego le va permitiendo conocerse mejor, ver sus fortalezas y debilidades y contribuir en la construcción de su autoestima”.

MEJORA CONDICIONES CORPORALES Y DISCIPLINA

La actividad lúdica al aire libre se ha perdido por la irrupción de los videojuegos, el ajetreo de la vida urbana y la inseguridad. Marilex Pérez cree necesario que los niños hagan actividad física porque eso los mantiene pegados al mundo real. “No soy contraria a los videojuegos, pero hay que lograr equilibrio. Los muchachos deben ver naturaleza, conocer cómo son los árboles, que sepan lo que es una pelota o que puedan tocar la tierra porque eso les permite estimular sus sentidos, experimentar, oler, ver. Además, al practicar un juego o deporte los niños aprenden disciplina, trabajo en equipo, colaboración y reglas, valores que son importantes para el desarrollo de la personalidad”.

A esto se suman las bondades que para el desempeño escolar parece tener el juego al aire libre. Una revisión de 14 estudios psicológicos realizada por investigadores de la VU University de Holanda y reseñada por la revista Time en su website sostiene que la actividad física lúdica mejora la capacidad de aprendizaje en los niños. “El estudio mostró que a mayor actividad física en los pequeños, más altas sus calificaciones en la escuela, particularmente en áreas básicas como matemática, gramática y lectura -se lee en www.time.com-. Ser más activo puede mejorar el flujo de sangre al cerebro y proveer mayor oxígeno a las células involucradas en el aprendizaje y la atención. Además, el ejercicio también incrementa la secreción de ciertas hormonas que mejorar el ánimo y disminuyen el estrés, lo cual puede contribuir a crear un mejor ambiente de aprendizaje para el muchacho”.

Campamentos-de-veranoDESARROLLA HABILIDADES COGNITIVAS Y MOTRICES

“Los juegos de rol (la casita, mamá y papá, policías y ladrones, el doctor, etcétera) suelen ayudar a construir la autoestima del niño, mientras otros contribuyen con sus capacidades cognitivas, como por ejemplo los que estimulan su pensamiento abstracto, porque les enseñan cómo resolver problemas, imaginar situaciones y soluciones. Por otra parte, los videojuegos son muy útiles para estimular la motricidad fina de los muchachos, porque suelen exigirle mucha precisión con dedos o brazos, sin contar con que permiten al niño adquirir habilidad viso espacial, es decir, conocer de distancia o profundidad. Es importante mantenerse atento a los contenidos de los juegos, incluyendo los de video, porque aquellos que estimulan la agresividad o actividades antisociales como la el robo o el asesinato pueden alterar la personalidad del muchacho”.

PERMITE DETECTAR TRASTORNOS

 “A través del juego, los psicólogos infantiles podemos identificar si un niño tiene dificultades físicas o psíquicas, si tiene problemas de lenguaje, trastornos de desarrollo, autismo o problemas de conducta, todo dependiendo del tipo de juego que realiza o de si juega o no. Por ejemplo, si un niño tiene un patrón de juegos agresivos persistente, muy probablemente necesite atención por un conflicto emocional o porque podría estar desarrollando un trastorno antisocial. Si por el contrario, no juega o no se involucra con otros de su edad, el pequeño podría tener un problema neurológico o una depresión que hay que atender”.

VINCULA A LA FAMILIA

“Muchos padres acuden a consulta porque sus niños no les hacen caso. Y uno de los factores más comunes detrás de esta situación es el poco tiempo que papás y mamás dedican a jugar con ellos. Es muy difícil poner disciplina o negociar reglas con tu hijo si no lo conoces. Y el juego entre padre e hijo es fundamental porque es el ejercicio mediante el cual ambos se conocen. Cuando un papá se sienta a jugar y se pone a su mismo nivel establece vínculos, cercanía y eso facilita muchísimas cosas”.

La psicóloga Marilex Pérez insiste en que el juego debe ser parte integral de la vida del infante. “Establecer rutinas y reglas es importante para que en el niño adquiera disciplina y vaya obteniendo límites en su comportamiento. Pero los adultos deben entender que el tiempo de juego también debe ser sagrado”.

Por Efraín Castillo. Tomado de: http://www.estampas.com/cuerpo-y-mente/120125/cinco-beneficios-del-juego-en-los-ninos

Dejar una opinión